Himno Nacional Argentino

Letra: Vicente López y Planes

Música: Blas Parera

Fecha de composición: 18913, bajo el título Marcha Patriótica


Himno Nacional Argentino interpretado por Jairo.

Sean eternos los laureles (1)
que supimos conseguir:
Coronados de gloria vivamos
O juremos con gloria morir.

Oíd ¡mortales! el grito sagrado:
¡Libertad, libertad, libertad! (2)
Oíd el ruido de rotas cadenas:
Ved en trono a la noble Igualdad.

Se levanta a la faz de la tierra
Una nueva y gloriosa Nación:
Coronada su sien de laureles
Y a su planta rendido un León (3)

De los nuevos campeones los rostros
Marte mismo parece animar; (4)
La grandeza se anida en sus pechos,
A su marcha todo hacen temblar.

Se conmueven del Inca las tumbas
Y en sus huesos revive el ardor,
Lo que ve renovado a sus hijos
De la Patria el antiguo esplendor.

Pero sierras y muros se sienten
Retumbar con horrible fragor:
Todo el país se conturba con gritos
de venganza, de guerra y furor.

En los fieros tiranos la envidia
Escupió su pestífera hiel
Su estandarte sangriento levantan
Provocando a la lid más cruel.

¿No los veis sobre Méjico y Quito (5)
Arrojarse con saña tenaz.
Y cual lloran bañados en sangre
Potosí, Cochabamba y la Paz?

¿No los veis sobre el triste Caracas
Luto llanto y muerte esparcir?
¿No los veis devorando cual fieras
todo pueblo que logran rendir?

A vosotros se atreve ¡Argentinos!
El orgullo del vil invasor,
Vuestros campos ya pisa contando
Tantas glorias hollar vencedor.

Mas los bravos que unidos juraron
Su feliz libertad sostener.
A esos tigres sedientos de sangre
Fuertes pechos sabrán oponer.

El valiente argentino a las armas
Corre ardiendo con brío y valor,
El clarín de la guerra cual trueno
En los campos del Sud resonó;

Buenos Aires se pone a la frente
De los pueblos de la ínclita Unión,
Y con brazos robustos desgarran
Al ibérico altivo León

San José, San Lorenzo, Suipacha,
Ambas Piedras, Salta y Tucumán,
La Colonia y las mismas murallas
Del tirano en la Banda Oriental;

Son letreros eternos que dicen:
Aquí el brazo argentino triunfó.
Aquí el fiero opresor de la patria
Su cerviz orgullosa dobló.

La victoria al guerrero argentino
Con sus alas brillantes cubrió,
Y azorado a su vista el tirano
Con infamia a la fuga se dio;

Sus banderas, sus armas se rinden
Por trofeos a la Libertad.
Y sobre alas de gloria alza el pueblo
Trono digno a su gran majestad.

Desde un polo hasta el otro resuena
De la fama el sonoro clarín.
Y de América el nombre enseñado,
Les repite ¡mortales! Oid:

¡Ya su trono dignísimo abrieron
las provincias unidas del Sud!
Y los libres del mundo responden:
¡Al Gran Pueblo Argentino, Salud!

Imagen de Dafne y Apollo de Bernini. Gallería Borghese

(1) La corona de laureles es un símbolo de victoria desde la antigüedad grecorromana. El origen lo encontramos en el mito de Dafne y Apolo (en Metamorfosis de Ovidio): el dios Apolo se había burlado de la puntería de Eros y este, en venganza, atravesó a Apolo con una flecha de oro que lo hizo enamorarse perdidamente de la ninfa Dafne. Eros, además, utilizó para Dafne una flecha de plomo, la que provoca el rechazo del amor. De esta manera, Apolo persiguió a la ninfa sin lograr que ella le correspondiera. Un día, mientras el dios la perseguía, Dafne pidió socorro a su padre, que era un dios-río, y este la convirtió en una planta de laurel. Cuando Apolo observó la metamorfosis, decidió que el laurel sería su planta predilecta. De ahí, que desde la época de los Juegos Olímpicos (que se celabraban en honor de Apolo), la corona de laurel es un símbolo de victoria que lucen los vencedores. El escultor italiano Gian Lorenzo Bernini se inspiró en este mito para crear una escultura en mármol de Carrara, obra que se encuentra en la Gallería Borghese.

(2) La Marcha Patriótica contiene tres versos que demuestran la influencia de La Marsellesa, el himno nacional de Francia, en la composición de López y Planes.:

Marsellesa (Himno de Francia)
Himno Nacional Argentino
“Liberté, liberté cherie” (Libertad, libertad querida)
Libertad, libertad, libertad
“l´etandard sanglant est levé”  (el estandarte sangriento se ha levantado)
”su estandarte sangriento levanta”
“Tous ces tigres qui, sans pitié” (todos esos tigres que sin piedad)
“esos tigres sedientos de sangre”
Fuente : Vega, Carlos: El Himno Nacional Argentino, Buenos Aires, Eudeba, 1962, p. 44-45

Fuente: abc.gov.ar

(3) El león, representación de la monarquía y los reyes, fue uno de los primeros símbolos de España al aparecer en escudos, banderas y       monedas durante el reinado de Alfonso VII (1105-1157), nieto de Alfonso VI, el rey que destierra a Mio Cid.

Pueden ver el árbol genealógico de las dinastías españolas en este enlace.

(4) Otra referencia a la mitología grecolatina, recurso característico del Neoclacisismo. Marte es el dios de la guerra.

(5) Independencias latinoamericanas. Ver este enlace.

About these ads

Deja tu huella en el blog. Escribe tu comentario, crítica, pensamiento, consulta, duda...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores