Relación textual

El amor puede convertirse en una relación textual: poner los puntos sobre las íes, poner punto final, dar vuelta la página…

Los signos de puntuación son importantes cuando se trata de tu media naranja. ¿No me crees? Mira:

 

Había una vez un caballero que pretendía conquistar a tres bellas jóvenes: Soledad, Julia e Irene. Ellas lo obligaron a decidir con cuál quería quedarse. El caballero les envió el mismo poema a cada una de ellas… pero olvidó colocar los signos de puntuación. ¿Cómo lo habrá interpretado cada una de las bellas jóvenes?

Tres bellas que bellas son
Me han exigido las tres
Que diga de ellas cuál es
La que ama mi corazón
Si obedecer es razón
Digo que amo a Soledad
No a Julia cuya bondad
Persona humana no tiene
No aspira mi amor a Irene
Que no es poca su beldad.

 

Los comentarios están cerrados.