Viracocha (poema quechua)


Oración primera al hacedor

Causa del ser, Viracocha,
Dios siempre presente,
Juez que en todo está,
Dios que gobierna y provee,
Que crea con sólo decir:
‘’ Sea hombre, sea mujer’’,
Que viva libre y en paz
El ser que pusiste
Y criaste.
¿Dónde estás? ¿Afuera,
O adentro, en la nube
O en la sombra?
Oyeme, contéstame
Haz que viva muchos días,
Hasta la edad en que deba
Encanecer.
Entonces, levántame
Tómame en tus brazos
Y si me canso, auxíliame
Doquiera estés, Padre Viracocha

Sugerencia:
Leer el artículo Aproximaciones a la lírica inca: Viracocha y el amor de César Valencia Solanilla. Les dejo unos fragmentos:

Los poemas religiosos, que giran esencialmente en torno a Viracocha, el dios supremo del panteón inca, ofrecen imágenes de exultante belleza para expresar lo sagrado y condensar sus cosmogonías: Viracocha es el gran hacedor de todo lo existente, dios inmanente y omnipresente que congrega a las demás deidades, fuente de la vida, creador de los hombres. Los jaillis sagrados le invocan para mantener la vida y ahondar en los misterios profundos de la existencia.

Canto por un niño pequeño, con las hojas de palma consagradas en el humo del incienso (poema maya)


GUARDA A MI HIJO MI SEÑOR
QUE NO TENGA DOLOR, QUE NO TENGA FIEBRE
NO LO CASTIGUES CON LA MUERTE
MI NIÑO JUEGA SE DIVIERTE.
QUE NO LE APRISIONE EL DOLOR EN LOS PIES
NO LE CASTIGUES CON FIEBRE EN SU SIEN
NO CASTIGUES A MI HIJO CON MORDEDURAS DE SERPIENTE
NO LO CASTIGUES CON LA MUERTE
MI NIÑO JUEGA SE DIVIERTE
GUARDA A MI HIJO MI SEÑOR
QUE NO TENGA DOLOR, QUE NO TENGA FIEBRE.
CUANDO CREZCA EL TE HARÁ OFRENDA DE POZOL,
CUANDO CREZCA EL TE HARÁ OFRENDA DE COPAL,
CUANDO CREZCA MI NIÑO, EL TE DARA SUS DANZAS
GUARDA A MI HIJO MI SEÑOR
QUE NO TENGA DOLOR, QUE NO TENGA FIEBRE
NO LO CASTIGUES CON LA MUERTE
MI NIÑO SUEÑA, TE PRESIENTE.
CUANDO CREZCA EL TE HARÁ OFRENDA DE POZOL,
CUANDO CREZCA EL TE HARÁ OFRENDA DE COPAL,
CUANDO CREZCA EL TE HARÁ OFRENDA DE MAÍZ,
CUANDO CREZCA MI NIÑO, EL TE DARÁ SU CARIÑO.

Algunas notas:

La letra de la canción proviene de Canto por un niño pequeño, con las hojas de palma consagradas en el humo del incienso, uno de los 51 cánticos que el antropólogo Alfred M. Tozzer recogió en la Selva Lacandona entre 1902 y 1905, y que fueron publicados en A Comparative Study of the Mayas and the Lacandones, dos años más tarde, en maya y en inglés. (…)
Los cánticos forman parte de una ceremonia iniciática de los niños lacandones dividida en varias en pasos como parte un rito en el que se introducía a los adolescentes a la edad adulta.
Así, los cantos van recorriendo cada uno de los pasos de la ceremonia: adoración y vindicación del Sol como símbolo y manifestación de la divinidad, descripción y utilización de braseros de copal, jícaras de posol, ofrendas varias, bebidas ceremoniales, tamales y frijoles, hasta llegar a un cántico de despedida, de deseo de buen viaje del padre a su hijo.

Fuente: Wikipedia

Leer aquí sobre los mayas y aquí sobre los lacadones.

Sólo un breve instante


NETZAHUALCOYOTL (poema nahuatl)

sólo un breve instante

¿Acaso es verdad que se vive en la tierra, ¡ay!

¿Acaso para siempre en la tierra?

Hasta las piedras finas se resquebrajan,

hasta el oro se destroza,

hasta las plumas preciosas se desgarran.

¿Acaso para siempre en la tierra?

¡Sólo un breve instante aquí!

CANTO DE NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO, BEBEDOR DE LA SANGRE


POESIA NAHUATL

CANTO DE NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO, BEBEDOR DE LA SANGRE

(Xippe Totec Yohuallahuana)

Oh bebedor de la noche, ¿por qué ahora te disfrazas?

Ponte tu ropaje de oro, revístete de la lluvia.

¡Oh mi dios!, dádiva de piedras preciosas, tu agua,

al bajar sobre los acueductos, trueca en plumas de quetzal al sabino.

La preciosa serpiente de fuego al fin me dejó.

No vaya yo a perecer, yo la tierna mata del maíz:

mi corazón es cual esmeralda: he de ver el oro.

Mi corazón se refrigerará; el hombre madurará,

habrá nacido el caudillo de la guerra.

¡Oh mi dios!, haya abundancia de maíz; la tierna mata de maíz:

se estremece ante ti, tiene fija en ti

la vista hacia tus montañas, te adora.

Mi corazón se refrigerará; el hombre madurará,

habrá nacido el caudillo de la guerra.


Hagan clic aquí para saber sobre Quetzalcoatl, también llamado serpiente emplumada, serpiente quetzal, gemelo precioso.

El quetzal es un ave de México. Para los aztecas era un ave sagrada:

El quetzal significaba la fertilidad y la riqueza, pero también el valor y la victoria. Por eso, con sus plumas podían adornarse el rey y muy pocas personas más. O las empleaban en los arreglos para sus dioses. Y en escudos y estandartes para los grandes jefes guerreros. No había perdón para el que mataba a un quetzal. Lo condenaban a morir. Sólo unos pocos tenían permiso de atraparlo, y lo tenían que hacer con mucho cuidado.

Fuente:

http://bibliotecadigital.ilce.edu.mx/sites/educa/libros/quetzal/html/sec_3.htm

El sabino, también llamado ciprés de Moctezuma, es un árbol típico de México.

Recuerden que se trata de una traducción del nahuatl, lengua de los aztecas, al castellano y, por tanto, van a encontrar diferentes versiones del poema. Cada lengua es una manera de percibir el mundo, de nombrarlo y de pensarlo.