El Matadero de Echeverría. Guía de lectura


Para un análisis del relato ver aquí.

Para descargar este trabajo práctico hacer click aquí.

Literatura                                                                                                                                                                                            Prof. Marina Menéndez

TP. 6         “El Matadero”, de Esteban Echeverría

Fecha de entrega: 24 de junio de 2013

a)   Contexto político-social

  1. ¿En qué año Echeverría escribe el texto? ¿Cuál era la situación política y social de nuestro país en esa época? ¿Cuáles fueron los hechos más importantes del gobierno de Rosas?
  2. ¿Qué ideología política y qué objetivos guiaban a los jóvenes de la Generación del ’37?
  3. La literatura argentina nació de una preocupación política por la formación de nuestra nación. Esto produjo una serie de textos híbridos entre la literatura y el discurso político. Buscá información sobre al menos tres textos literarios de temática política escritos entre 1830 y 1870.
  4. ¿Qué es un cuadro de costumbres?
  5. “El matadero” ha sido considerado un cuadro de costumbres. ¿Por qué?

b)   El relato

  1. Definir IRONÍA y SARCASMO.
  2. ¿En qué época está situado el relato?
  3. ¿En cuántas partes podemos dividir al relato?
  4. En el texto, el autor critica a la Iglesia. ¿Verdadero o falso? Justificar y ejemplificar con citas textuales.
  5.  La siguiente cita es un ejemplo de ironía: «… la Iglesia tiene ab initio y por delegación directa de Dios, el imperio inmaterial sobre las conciencias y estómagos, que en manera alguna pertenecen al individuo, nada más justo y racional que vede lo malo». ¿Cuál es el verdadero sentido que nos transmite el narrador a través de esta ironía?
  6. Transcribí al menos diez ejemplos de ironía y/o sarcasmo. (No es necesario copiar oraciones completas, es suficiente con transcribir las frases –partes de oraciones- en las que se presenta la ironía).
  7.  ¿Quién es el Restaurador? ¿Por qué se lo llamó así?
  8. El narrador describe la situación del matadero de manera grotesca. Transcribí al menos dos oraciones que ilustren esa afirmación.
  9. ¿A qué causas atribuyen los federales la inundación?
  10. Explicá con tus palabras la sig. frase (p.42): «el caso es reducir al hombre a una máquina cuyo móvil principal no sea su voluntad sino la de la Iglesia y el gobierno».
  11.  ¿Qué permiso especial le había otorgado la Iglesia a Rosas?
  12. ¿Cuántos novillos entran en el Matadero?
  13.  Transcribí la descripción que hace el narrador del juez del matadero (p. 43).
  14. ¿Quiénes conformaban la chusma? ¿Cómo los describe el narrador?
  15.  Explicá con tus palabras el sentido de la sig. cita (p. 45): « Simulacro en pequeño era éste del modo bárbaro con que se ventilan en nuestro país las cuestiones y los derechos individuales y sociales».
  16. ¿Qué discusión se da entre los matarifes sobre uno de los animales? ¿Quién y cómo resuelve la discusión?
  17. ¿Cuál es la actitud de la gente ante la muerte del nene?
  18. ¿Qué similitudes podés establecer entre la persecución del toro y la del unitario?
  19.  Describir físicamente al unitario.
  20. ¿Qué era la mazorca?
  21. Cuando el unitario es torturado, los matarifes se refieren a varios métodos de tortura: el violín, la resbalosa, la mazorca, la verga y tijera, y la vela. Explicá en qué consistían la resbalosa y la vela.
  22. ¿Cuál es la actitud del unitario ante el interrogatorio del juez?
  23. ¿Qué significa la frase (p. 51): «para lisonjear el orgullo de vuestro señor y tributarle vasallaje infame».
  24. ¿A qué se refiere el narrador con «la jerga inventada por el Restaurador»?
  25. La última frase del texto: «… por el suceso anterior puede verse a las claras que el foco de la federación estaba en el Matadero».
  26. ¿Qué funciones cumple el narrador en el texto? Justificar la respuesta.
  27.  ¿Cuál es el punto de vista del narrador sobre los hechos narrados y la situación político-social del país? Desarrollar.

Opcional:

El relato menciona la presencia de “negras y mulatas” entre la chusma. Investigá sobre la inmigración africana en nuestro país. ¿Qué elementos culturales (por ej. música y comida) hemos heredado de la presencia africana en el Río de La Plata?

Anuncios

La lluvia de fuego de Lugones


La lluvia de fuego” es uno de los cuentos del libro Las fuerzas extrañas de Leopoldo Lugones. El relato se inscribe en la tradición cristiana y presenta una particular visión de la destrucción de Sodoma y Gomorra, episodio que está narrado en el Génesis.

Paisaje con la destrucción de Sodoma y Gomorra por Joachim Patinir, circa 1520 (1495-1524) óleo sobr panel, 23 × 29.5 cm (9.1 × 11.6 pulgadas), Museo Boijmans Van Beuningen
Joachim Patinir © Dominio público

Guía de lectura:

Descargar Lugones_La lluvia de fuego_TP.

Bibliografía crítica:

Kadleková, Klara (2009), “Leopoldo Lugones y sus cuentos fantásticos

Pampa O. Arán, (2000), “Fantástico, esoterismo, ideología. Leopoldo Lugones.”,

Para leer otros cuentos del autor, hagan click aquí.

Para descargar Las fuerzas extrañas, click aquí.

Siempre habrá poesía…


La poesía, que congrega o disgrega, que fortifica o angustia, que da o quita a los hombres la fe o el aliento, es más necesaria a los pueblos que la industria misma, pues ésta les proporciona el modo de subsistir, mientras aquélla les da el deseo y la fuerza de la vida.

José Martí

Hoy, viernes 16 de noviembre, se entregaron en la ciudad de La Plata los premios del III Concurso Provincial de Poesía “Ginés García” para “Jóvenes Poetas”, en el que participaron alumnos y docentes de toda la provincia de Buenos Aires. El concurso para jóvenes poetas está organizado por la Dirección General de Cultura y Educación en colaboración con la Dirección de Bibliotecas del Instituto Cultural, la Federación Provincial de Bibliotecas Provinciales y familiares del poeta Ginés García. Las poesías ganadoras serán publicadas en versiones impresa y digital.

imagen de entrega de premiosTuve la satisfacción y el privilegio de ser elegida docente de referencia por Pablo Bezus, alumno de la escuela secundaria N. 33 (ex Normal 2) de La Plata, cuya poesía “Palabras y ciervo”fue premiada en el concurso. Como persona, como docente, como enamorada de la literatura que abre los ojos, me siento feliz de que se generen estos espacios en los que, más allá de los premios, se escuchen las voces de jóvenes que mantienen viva la poesía y la palabra en medio de una sociedad que cada vez más reduce el lenguaje a la chabacanería mediática y jibarizante. Como afirma Ivonne Bordelois: «la poesía subsiste siempre, cualesquiera sean las circunstancias, porque es la chispa más interna, el latido más profundo del lenguaje, su sol subterráneo y necesario».

Mis felicitaciones a Pablo, que es alumno de 6° 6°, curso integrado por un grupo humano admirable con quienes he compartido dos años y a quienes agradezco su frescura, alegría y confianza. . Ellos son (el orden es solo alfabético): Ana, Antonella, Ariana, Caro, David, Denisse, Elías, Emiliano, Florencia, Heliana, Iván, Jennifer, Maricel, Micaela S. , Micaela B., Nadia, Nelson, Pablo y Ramiro.

 

Referencias:

Bordelois, Ivonne (2005). El país que nos habla. Buenos Aires: Sudamericana.

 

¿Les gusta leer o escribir poesía? Los invito a compartirlas en la sección de comentarios :=)

Evaluación de respuestas


Para descargar este TP hagan click aquí TP2_Correccion_respuestas_evaluacion_Echeverria_Galeano_Media33

 

E.E.M. N° 33                   Curso: 5°6°             Literatura              Prof. Marina Menéndez

TP 2 sobre Corrección de respuestas en evaluación

  • Revisar las respuestas, detectar errores y clasificarlos de acuerdo con las siguientes categorías:

A) adecuación a la consigna

B) relevancia y pertinencia de las ideas

C) coherencia

D) cohesión [concordancia, sintaxis, correlación de tiempos verbales, referencias personales, demostrativos, conectores, etc.]

E) error conceptual

F) ortografía y puntuación.

  • En los casos B, C, D y E explicar brevemente en qué consiste el error y proponer una solución.

 

¿En qué época se sitúa “El Matadero”? Describir el contexto histórico

  1. El matadero se desarrolla, cuando se desata la guerra entre dos grupos con distinta ideología política y social. En esta epoca todavía la iglesia seguia siendo parte de las decisiones.
  2. “El Matadero” se sitúa en la época de 183… después de Cristo en los tiempos de cuaresma en Buenos Aires.
  3. Era la época en que Rosas gobernaba con el apodo de El Restaurador. El apodo lo origina el pueblo que estaba a favor de su gobierno conocidos como los federales, caracterizados por su trato salvaje, sádico y con la violencia hacia la otra parte del pueblo que estaban en contra del gobierno del Restaurador, conocidos como los unitarios. El trato hacia los unitarios se debe más que nada a que en general Rosas era un caudillo e impuso una forma de gobierno basada en el comportamiento de los caudillos que estaban asociados a conseguir el poder por medio de la violencia.
  4. En 1816, el país Argentino consigue su independencia y Rivadavia asume como primer presidente del país.

Pero los conflictos surguen cuando las provincias están en desacuerdo con que Buenos Aires sea el centro del páis. A partir de ese conflicto surguen los unitarios y los federales. Los primeros querían que Buenos Aires no sea el centro del país. Ellos proponían la educación, como principal progreso del país. En cambio los federales querían que Buenos Aires sea el centro y no proponían el progreso en el país, es decir, la educación.

  1. El matadero se situa en la época, de los años de Cristo, aproximadamente en 1838. En esta época ñla persona que estaba con la maxima autoridad, era Rosas, quien tenía “a bajo” de el, a los federales y por “ultimo” estaban los unitarios. Esta epoca, en la que se narra el cuento es uno de los Gobiernos de Rosas, una epoca en la que Buenos Aires esta en crisis (Romanticismo).

 

Este texto es una denuncia de la situación política y social del país. ¿Qué denuncia el autor?

  1. El autor denuncia el trato salvaje de los federales. La forma violenta, de manejarse y el trato unitario que aparece en el texto.
  2. El autor denuncia la falta de carne en Buenos Aires, en los tiempos de cuaresma, los métodos políticos incorrectos.
  3. Denuncia el maltrato que tenían los federales con los unitarios, y la política que tenían.
  4. El autor denuncia la diferencia de vida que hay entre las clases medias, pobres y ricas, de los niños en el mundo.
  5. El autor en el texto denuncia la forma de vida de los niños, la ignorancia que se le da y que “oficio” terminan ejerciendo de grandes. La pobreza, las adicciones, etc.
  6. Este texto narra la situación política y social del país, describe como eran los unitarios y los federales, en el gobierno de Rosas, y cuales eran sus formas de trato. El autor denuncia una breve descripción de los unitarios y federales, y dice que los métodos de tortura que se usaban o eran adecuados.

 

Mencionar al menos tres datos que ilustren el salvajismo de los federales.

  1. Al perseguir al toro por ser diferente, ya que no era un novillo.
  2. La persecución del toro, al cual querían matar, por no estar conformes con sus órganos genitales.
  3. Al romperse un lazo que sostenia toro; este lazo se rompe de una manera violenta decapitando a un niño; mientras que los jinetes que lo sostenían no hacían nada, porque supuestamente era algo que siempre ocurria con los espectadores.
  4. Se los definia asi porque decían que eran personas “ignorantes”, y no querían educación también porque pensaban de ellos como animales y usaban la violencia para sus objetivos.

 

“Los alumnos” de Eduardo Galeano ¿Qué denuncia el autor en este texto?

  1. El autor denuncia que día tras dia a los niños se les niega el derecho a ser niños. Con los hechos se anulan los derechos, entre los niños del mundo existen “los niños ricos” (los de arriba) que viven en un campo de consentración, se los cria con dinero, para que actúen como el dinero. Tambien estan “los niños pobres” (los de abajo) que son explotados o vendidos por sus padres, no tienen educación. También están “los niños ni pobres ni ricos” (los del medio) que son los niños más castigados, viven haciendo lo que se les dice.
  2. El autor denuncia la diferencia de la forma de vida que tienen los niños ricos y los niños pobres, ya que los niños pobres nacen sin ningun lujo y luchan por sobrevivir dia a dia. Y los niños ricos nacen con todos los lujos y mas. Por estas características hay una gran diferencia de su forma de vida y de u estado financiero. Y también el no ayudar a aquellos que lo necesitan.
  3. Cada vez hay mas niños en la ruina que tienen un futuro maligno y que son los que están en mayor riesgo y peligro que la demas población.
  4. El autor en este texto denuncia los distintos tipos de clases sociales, y especificándose, en el sector de los niños. El habla de las clases sociales, es decir las clase alta, media y baja, además las describe cada una, con una perspectiva general, con cada una de las cualidades y defectos.

 

Explicá con tus palabras la idea que expresa el autor en el siguiente fragmento: “Cada vez hay más y más niños marginados que nacen con tendencia al crimen, al decir de algunos especialistas. Ellos integran el sector más amenazante de población”.

  1. La idea que expresa el autor es que se refiere a que los niños cada vez roban más para satisfacer sus necesidades y hacer llegar plata a su hogar.
  2. El autor expresa la siguiente idea; el dice que en la sociedad, la mayoría de los niños son discriminados y nacen con tendencia al crimen, es decir se vuelven personas agresivas.

 

Apuntes sobre vanguardias


Por Marina Menéndez

Descargar entrada en PDF

Vanguardias artísticas

Son movimientos de ruptura y experimentación. Siempre ha habido movimientos de renovación, querellas, movimientos de ruptura, pero se diferencian de las vanguardias por una diferencia de calidad ya que las vanguardias se proponen cambiar la vida a través de una nueva concepción del arte.

Se caracterizaron por un rechazo a la realidad objetiva, como la habían concebido el Realismo y el Naturalismo (verosimilitud y mímesis). Por ejemplo, Magritte coloca la leyenda “Ceci n’est  pas une pipe” debajo de la pintura realista de una pipa. La técnica del collage (especialmente en los cubistas) o del montaje (fragmentos) se oponen a la idea del arte como representación de la realidad (realismo, verosimilitud, mímesis) y, a la vez, producen el efecto de extrañamiento en la recepción. Esto hace que no haya una interpretación del sentido de la obra. Tal negación del sentido produce un shock en el receptor. Este shock  pretende estimular al receptor para que se cuestione, para que construya su propia interpretación de la obra.

Entre los objetivos de las vanguardias se encuentra el de escandalizar al burgués (épater le bourgeois). Por ejemplo, el corto Un perro andaluz (1929), dirigido por Luis Buñuel, “está considerada la película más significativa del cine surrealista. Transgrediendo los esquemas narrativos canónicos, la película pretende provocar un impacto moral en el espectador a través de la agresividad de la imagen. Remite constantemente al delirio y al sueño, tanto en las imágenes producidas como en el uso de un tiempo no lineal de las secuencias” (Wikipedia http://es.wikipedia.org/wiki/Un_perro_andaluz).

La provocación va acompañada del rompimiento de costumbres. Esto se relaciona con la idea de movilizar el arte, al que ven paralizado en la tradición. Plantean la aventura, la audacia, el peligro, el movimiento, el salto mortal.

Las vanguardias luchan contra el orden establecido por la burguesía, contra lo que se denomina la institución arte: las formas de producción y distribución del arte, las instituciones de consagración (las academias, los premios, las galerías de arte, el museo, etc.),  la idea de que el arte debe ser autónomo (es decir, separado de la praxis vital).

Acompañan a las grandes revoluciones políticas del siglo XX: revolución bolchevique, revolución rusa, revolución mexicana, etc.  Las vanguardias se dan entre la Primera Guerra Mundial (1914-1919) y el crack económico de 1929. Este panorama político-social socava la idea de progreso que enarboló el siglo XIX.

Las vanguardias centran cuestiones sociales en lo estético. El problema estético es una de las principales preocupaciones de las vanguardias. Cuando en 1913 Duchamps envía un urinario con su firma a una exposición de arte, esa provocación subversiva está planteando la cuestión estética, está revelando que el mercado del arte atribuye más valor a la firma que a la obra. De modo similar, cuando Andy Warhol retrata las latas de conservas Campbell está revelando y criticando la obra de arte como producto de consumo.

Algunos de los movimientos de vanguardia son el futurismo italiano, el cubismo, el dadaísmo francés, el ultraísmo español y el creacionismo chileno.

El marxismo y el psicoanálisis, que enfocan en su totalidad las manifestaciones humanas, influyeron en las vanguardias, sobre todo, en la reflexión sobre la lengua, cuestiones sobre la transparencia u opacidad del lenguaje. Especialmente, el surrealismo manifiesta la influencia del psicoanálisis

Algunas manifestaciones de las rupturas vanguardistas:

Ruptura de la identificación del yo lírico/sujeto de la enunciación con la figura social del poeta. Ej. en Girondo la voz lírica aparece reducida a la visión de un ojo o de un lente que focaliza. Rimbaud: “Je est un autre” (yo es un otro).  Esto produce un extrañamiento de la mirada, una desautomatización de la mirada. El shock del receptor se convierte en intención artística.

Ruptura de reglas gramaticales, ortográficas y de puntuación. Por ejemplo, en el creacionismo de Vicente Huidobro y el ultraísmo de Borges, James Joyce en Ulises (1922),  Augusto Monterroso en “La brevedad”, César Vallejo en Trilce, Mario Benedetti en El cumpleaños de Juan Ángel, Guillermo Cabrera Infante en Tres tristes tigres, Camilo José Cela en Oficio de tinieblas, Juan Goytisolo en Señas de identidad . Estética del caos a través del fluido monólogo interior o fluir de conciencia como técnica narrativa.

Conjunción de lo icónico y lo lingüístico. Por ej. Stéphane Mallarmé en Un coup de dés jamais n’abolira le hasard (1897), Caligramas (1918) de Apollinaire, los caligramas de Girondo, los poemas que presentan sucesión de imágenes (técnica tomada del cine), como los de Fervor de Buenos Aires de Jorge Luis Borges. Los caligramas o metáfora gráficas juegan con el significante, ej. “Locomotora”.

La tipografía se vuelve significante. Ej. los blancos tipográficos de Coup de dés (“Un golpe de dados”) de Mallarmé,  los caligramas. La escuela alemana de vanguardia Bauhaus, además de darle su nombre a un tipo de letra, puso a la tipografía en el centro de sus experimentaciones.

El azar, lo lúdico, la experimentación con formas y materiales. Y, relacionado con esto, la abolición del sentido unívoco. Por ejemplo, Miguel Delibes en “Parábola del náufrago”, el glíglico de Julio Cortázar en Rayuela.

La ruptura de la ortografía y la puntuación, la presencia de lo icónico y/o cinematográfico en lo lingüístico, la experimentación lúdica con el lenguaje son algunas de las formas en que se manifiesta el trabajo sobre el significante.

Categorías del análisis literario


Por Marina Menéndez

Descargar entrada en PDF

Hoy les dejo algunos conceptos clave para tener en cuenta cuando leemos un texto literario narrativo: autor, narrador, sentido e interpretación, tiempo del relato y tiempo de la historia, trama y argumento, intriga y fábula, focalización, analexis y prolexis.

Para comenzar debemos distinguir entre autor, la persona real que escribe, y narrador, la voz que relata o habla en un texto literario. El narrador es un elemento más de la obra, es una construcción del autor y, por tanto, pertenece al universo de ficción. Es incorrecto decir que el narrador es quien/la persona que relata los hechos porque el narrador está dentro de la ficción literaria, no es una persona, y además no necesariamente se identifica con un personaje. Roland Barthes (1966) lo explica así: el autor (material) de un relato no puede confundirse para nada con el narrador de ese relato.

La teoría literaria nos ofrece conceptos e ideas que pueden funcionar como herramientas para abordar un texto. Por definición, todo texto tiene sentido. Además, cada lectura de un texto literario puede abrir un abanico de diversas interpretaciones, que variarán de acuerdo con factores tales como el propio individuo lector, las condiciones sociohistóricas de lectura, la influencia de otras obras, etc. Sentido e interpretación son los primeros conceptos que define Tzevan Todorov en su ensayo “Las categorías del relato literario” (1974).  El sentido o función de un elemento en el texto se construye a partir de su relación con los demás elementos de la obra y con la obra en su totalidad. Por tanto, el sentido siempre es correlación. Por ejemplo, cuando el narrador de “El ilustre amor”, cuento de Manuel Mujica Láinez, nos habla de la figura otoñal de mujer que nunca ha sido hermosa, ese elemento que al principio del cuento solo es una descripción del personaje cobra un sentido diferente hacia el final del relato, se vuelve contraste de la apreciación entre la belleza insulsa de las otras, destácase la madurez de Magdalena con quemante fulgor.

Otras nociones interesantes para abordar un texto narrativo son las de historia y relato. La historia es una sucesión de hechos en orden cronológico, a esta sucesión natural de acontecimientos también se la conoce como intriga (Segre, 1976) o como trama (Tomachevski, 1925). El relato o discurso es el modo en que el narrador nos presenta esa historia. La sucesión de hechos tal como está presentada en el relato también se conoce como fábula (Segre, 1976) o como argumento (Tomachevski, 1925). El tiempo del relato no siempre coincide con el tiempo de la historia ya que la narración suele romper con esa sucesión natural de los acontecimientos. Esto es lo que sucede cuando la narración introduce acontecimientos previos a aquel que constituye le punto de partida de la narración, a este procedimiento se lo denomina analexis y es lo que comúnmente conocemos por flashbacks. En el cuento “El hambre” de Mujica Láinez, Baitos recuerda escenas anteriores a la llegada a América.  También se rompe la sucesión temporal de los hechos cuando la narración anticipa hechos o introduce acontecimientos que han de ocurrir ulteriormente, estos últimos suelen ser introducidos en forma de sueños fatídicos o premoniciones.  A esto se lo conoce como prolexis. En el primer párrafo de “Axolotl” de Julio Cortázar, el narrador protagonista declara Ahora soy un axolotl, dato que probablemente pase inadvertido para el lector.

Todorov presenta tres deformaciones del orden cronológico de la historia: encadenamientos, alternancias e intercalaciones.  El encadenamiento “consiste simplemente en yuxtaponer diferentes historias: una vez termina la primera se comienza la segunda”, es el caso de La hojarasca de García Márquez y de Rosaura a las diez de Denevi. La alternancia consiste en contar dos historias simultáneamente, como en “La noche boca arriba” de Cortázar. La intercalación consiste en incluir una historia dentro de otra, el ejemplo paradigmático son las historias intercaladas en Don Quijote de la Mancha de Cervantes.

El modo en que están presentados los hechos no solo incluye el tiempo del relato sino también el modo en que el narrador percibe los acontecimientos. Podemos analizar y clasificar los tipos de narradores de acuerdo con varios criterios: la persona gramatical (primera, segunda o tercera), el punto de vista, es decir, lo que sabe o ignora (omnisciente, equisciente o deficiente), su expresión de apreciaciones subjetivas o no (intervencionista o neutral).

El narrador es una voz y también una visión porque esa voz va a narrar desde una (o varias) perspectivas, va a presentar la historia de una cierta manera de acuerdo con su focalización. Imaginemos que el narrador es como la lente de una cámara, lo que percibimos está condicionado por la selección, el modo y el orden en que la voz narradora nos presenta los hechos o datos. Cuando el narrador participa en la acción (es participante), puede hacerlo como protagonista o como simple testigo. En estos casos puede narrar en primera persona como protagonista (cuenta su propia historia) o testigo. Ejemplos de narrador protagonista en primera persona: No espero ni pido que alguien crea en el extraño aunque simple relato que me dispongo a escribir (“El gato negro” de E. A. Poe), Escribo esto bajo una fuerte tensión mental, ya que cuando llegue la noche habré dejado de existir (“Dagón” de  H.P. Lovecraft), Me estaba vistiendo con la detención propia de los días festivos, cuando llamaron a la puerta de mi pieza (“Los vestigios de un crimen” de Vicente Rossi. Narrador testigo en primera persona: Dos días después de la Navidad, pasé a visitar a mi amigo Sherlock Holmes con la intención de transmitirle las felicitaciones propias de la época. Lo encontré… (El carbunclo azul de A. C. Doyle), me dispongo a dejar constancia sobre este pergamino de los hechos asombrosos y terribles que me fue dado presenciar en mi juventud, repitiendo verbatim cuanto vi y oí, y sin aventurar interpretación alguna, para dejar, en cierto modo, a los que vengan después (si es que antes no llega el Anticristo) signos de signos, sobre los que pueda ejercerse plegaria del desciframiento (El nombre de la rosa de U. Eco). En el cuento “Circe” de Julio Cortázar la voz del narrador en primera persona se cuela en el relato Yo me acuerdo mal de Delia, pero era fina y rubia, demasiado lenta en sus gestos (yo tenía doce años, el tiempo y las cosas son lentas entonces) y usaba vestidos claros con faldas de vuelo libre, y más adelante Yo me acuerdo mal de Mario, pero dicen que hacía linda pareja con Delia.

Los narradores en segunda persona son los menos comunes, en estos casos el narrador se habla a sí mismo o a otro personaje o al propio lector. Aura de Carlos Fuentes comienza Lees ese anuncio: una oferta de esa naturaleza no se hace todos los días. Lees y relees el aviso. Parece dirigido a ti, a nadie más. Un ejemplo interesante es el de la novela Si una noche de invierno un viajero de Italo Calvino, que comienza interpelando al lector así: Estás a punto de leer la nueva novela de Italo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Recógete. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto. Otro ejemplo es El amor propio de Juanito Osuna, de Miguel Delibes .

El narrador en tercera persona no participa de los hechos, no es personaje; por tanto, las formas de la primera persona del singular (yo, me, mi) nunca aparecerán en el texto. Por ejemplo: Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto (La metamorfosis de F. Kafka).

Además de la persona gramatical utilizada por la voz narradora, debemos tener en cuenta la perspectiva del narrador: omnisciente, equisciente o deficiente. El narrador omnisciente sabe y nos cuenta de los personajes más de lo que cualquiera de ellos sabe, nos informa sobre pensamientos, estados de ánimo y sentimientos de los personajes y suele adelantar lo que va a suceder. Esta focalización coincide generalmente con un narrador en tercera persona. El narrador equisciente dispone de la misma información que los personajes o que alguno de ellos, tiene una mirada parcial de los hechos. El narrador deficiente conoce solo una parte de la historia y no sabe lo que piensan o sienten los personajes; es común en estos casos que el lector pueda inferir hechos o relaciones que el narrador no sabe o no comprende. Es importante recordar que la perspectiva del narrador puede variar a lo largo del relato, es decir, la voz narradora puede adoptar sucesiva o alternadamente puntos de vista de varios personajes (como en Pedro Páramo de Juan Rulfo), alternar miradas omniscientes o deficientes, etc. También es posible que un texto narrativo tengo varias voces narradoras, en Pedro Páramo de Rulfo el narrador omnisciente neutral se suspende para dar paso a las voces de diversos personajes y estas voces, a su vez, suelen ser mediadoras de otras voces ajenas. Esta técnica que incluye varias voces narradoras permite crear una mirada estereoscópica de la historia.

Barthes, Roland y otros. ([1966] 1970) Análisis estructural del relato. Buenos Aires, Tiempo
Contemporáneo.

Tomachevski,  B.  ([1925] 1970) “Temática”, en Teoría de la literatura de los formalistas rusos. Buenos Aires, Signos.

Todorov, T.(1974) Las categorías del relato literario

Segre, C. ([1976] 1985) Principios de análisis del texto literario. Barcelona, Crítica

Texto recomendado:

Villanueva, D. Glosario de narratología

 

Entrada relacionada: Definiciones de literatura

Guía para la autocorrección de monografías


Guía para la autocorrección de la monografía

AUTORÍA y RESPONSABILIDAD INTELECTUAL

  • ¿La monografía ha sido elaborada en su totalidad por el alumno responsable?
  • ¿La monografía no ha transcripto sin citarlo fragmentos extraídos de material impreso y/o digital?
  • ¿Se han indicado claramente las citas de otros textos y los autores de las mismas?
  • ¿Las obras consultadas provienen de fuentes fiables? ¿Tienen un autor (persona o institución)?
  • ¿Comprende que al transcribir fragmentos de otras obras, cualesquiera sean sus fuentes, sin citar a sus autores se comete el delito de plagio y es susceptible de sanción?

FUNCIÓN

  • ¿Responde el trabajo a las instrucciones y consignas docentes?
  • ¿El tema ha sido tratado según la metodología sugerida en clase (planteo de una tesis de lectura, análisis crítico de la obra y desarrollo de la tesis, conclusión?

COHESIÓN Y COHERENCIA

  • ¿Cumple el texto con los requisitos mínimos de corrección lingüística: ortografía, puntuación, uso correcto de tiempos verbales, conectores, referencias personales, conexión lógica entre ideas, etc.?
  • ¿Se ha utilizado un registro formal acorde a los textos académicos?
  • ¿Se ha utilizado un léxico preciso y apropiado?

 

FORMA Y ESTRUCTURA

• ¿La monografía sigue la estructura introducción, desarrollo y conclusión?

• ¿Se han incluido los paratextos esenciales (índice, títulos, subtítulos, referencias bibliográficas)?

• ¿Concuerdan los títulos y su numeración en el índice?

• ¿Las referencias bibliográficas respetan las normas usuales (sistema anglosajón)? (ver la guía para la elaboración de referencias bibliográficas) ¿Están completas?

 

CONTENIDO

  • Introducción

¿Plantea con conceptos claros y precisos el tema que se aborda?

¿El tema principal de la monografía está expresado a través de una frase nominal?

¿Expone de forma clara y precisa el objetivo del trabajo (analizar, comentar, proponer una interpretación, refutar una interpretación, comparar, etc.)?

¿Expone de forma clara y precisa la tesis/hipótesis de lectura?

¿Adelanta los principales argumentos que se desarrollarán en el cuerpo de la monografía?

¿Incluye el estado de la cuestión (también denominado estado del arte o actualización del tema)?

Recuerden que tanto el estado de la cuestión como las citas que incluyan dan rigor científico y académico a su trabajo y son pruebas de que han realizado una investigación del tema antes de redactar la monografía.

  • Desarrollo

¿Desarrolla su opinión de manera gradual?

¿Las ideas están ordenadas por orden de importancia y de acuerdo con su conexión lógica?

¿Cada párrafo desarrolla una idea principal y sus correspondientes ideas soporte?

¿La idea principal de cada párrafo está expresada de forma clara y precisa en la primera oración de cada párrafo?

¿Las ideas principales de cada párrafo se corresponden con los argumentos planteados en la introducción?

¿Se han utilizado ejemplos y/o citas de la(s) obra(s) analizada(s) para ilustrar las ideas?

Recuerden que las citas de hasta dos renglones se incluyen en el cuerpo del texto y entrecomilladas. Las citas más extensas se colocan en párrafo aparte, sin comillas y con márgenes más amplios que los del cuerpo de la monografía. En ambos casos, las citas deben ir seguidas de la referencia bibliográfica (autor, nro. de página).

¿Los párrafos están conectados entre sí a través de ideas-enlace?

¿Las ideas desarrolladas giran en torno al eje del tema principal?

¿Las ideas desarrolladas funcionan como soporte/argumentos de la tesis propuesta?

¿Los enunciados están correctamente modalizados de acuerdo con el grado de certidumbre (afirmación, posibilidad, probabilidad, condicionalidad, etc.)?

¿Existen falacias lógicas en el desarrollo de las ideas?

¿Se ha utilizado a lo largo de toda la monografía una misma persona gramatical, ya sea la primera del singular o del plural, para los enunciados personales (por ej. Considero/Consideramos que…, Entiendo/entendemos que…, Según mi/nuestro punto de vista…, etc.?

¿Las diversas voces del texto están claramente identificadas?

¿Se ha utilizado cierta variedad de verbos de decir para introducir enunciados referidos/citas (por ej. X considera /arguye / sostiene/ afirma /niega / propone / postula / indica / cuestiona / admite / subraya /etc.)?

  • Conclusión

¿Se reitera el tema principal del trabajo?

¿Se retoman y resumen las ideas principales de la monografía?

 

 

Pueden descargar esta guía en formato pdf haciendo click Guía para la autocorrección de monografía.

 

Anteriores Entradas antiguas